Semblanza

BIOGRAFÍA

ALONSO GUTIÉRREZ
El artista y sus lenguajes: Breve semblanza de vida y obra*

La plegaria, 1959

Carbón/Papel Ingres

Gervacio Gutiérrez Espinosa 90x60 cm

Cuando llega a Madrid en 1960, Alonso Gutiérrez Espinosa (Mérida, Yucatán, 1937) cuenta ya con una formación artística iniciada diez años antes, primero en su tierra natal y después en la capital mexicana donde fue guiado por el maestro pintor José Bardasano, con prácticas de modelo en vivo en la Academia de San Carlos y, especialmente, bajo la tutela de la maestra Fina Rosa Fajardo, de quien recibió las bases del conocimiento de la perspectiva.

Madrid sería ahora la puerta de entrada a Europa y a influencias artísticas como las de los maestros Julio Moisés y Manuel Benedito (este último antiguo discípulo de Joaquín Sorolla). Atrás quedaba México y sus revelaciones: el encuentro con la pintura mexicana (la escuela del nacionalismo y la emergente generación vanguardista de la Ruptura); el contacto con ideas filosóficas del momento, su acercamiento al budismo zen y psicoanálisis, la influencia de la pintura oriental en la occidental, y el descubrimiento de las escuelas europeas y americanas de vanguardia, específicamente la Escuela de Nueva York y sus representantes.

Ahora estaban España y Europa con sus grandes museos, donde recibiría lecciones determinantes para su configuración artística, en una estancia que se prolongaría tres años, hasta el momento en que presenta en Madrid su “Exposición de pinturas”, con 20 obras recién realizadas.

Una segunda estancia en el extranjero, en 1968 (con beca del gobierno francés para asistir a cursos de cerámica en el Conservatorio de Artes y Oficios de París) tendría repercusiones importantes en el desarrollo de la cerámica popular en Yucatán (donde el artista se había establecido desde 1963), a través del Taller Yucateco de Cerámica “mayacat” que Alonso había fundado junto con Raúl Maldonado Cetina y donde desarrolló esta técnica tanto en su vertiente artesanal como artística. El mural de 68 m2 que se conserva en el Centro de Convenciones Siglo XXI es resultado de esta etapa como ceramista, y luego de participar en el taller de cerámica del maestro Gorky González, en Guanajuato, en 1976.

Desde 1979 Alonso ha realizado para el Museo de la Canción Yucateca, del que es cofundador, los retratos de todos los compositores, poetas, ejecutantes y personajes de la música tradicional de Yucatán. En las paredes de este recinto se encuentran más de 80 obras en exhibición, como parte de su acervo permanente.

Autorretrato, 1964

Óleo/tela

Jimena Gutiérrez Cámara 55x45 cms

Desnudo, 1976

Óleo/tela

Carlos Rojas González 45x35 cm

Artista plástico con un discurso pictórico propio, con una propuesta temática nutrida del paisaje yucateco y el cuerpo humano, Gutiérrez Espinosa ha sido valorado especialmente por la fuerza colorida de su lenguaje visual y su factura. Y el propio Alonso ha elaborado una auténtica teoría del arte a través de las conferencias que ha ofrecido y de los cursos impartidos por él, donde ha delineado su filosofía, su pensamiento y sus puntos de vista sobre la creación.

Después de experimentar con diversas corrientes y técnicas (expresionismo, cubismo o impresionismo), de obedecer principios clásicos y de alterar sus cánones para encontrar nuevos caminos, finalmente ha logrado crear su propio lenguaje. En retrospectivas como la de “33 años de pintura”, en 1996, en el Macay, o en “Ellas en tres tiempos” en el Olimpo en 2004, el espectador pudo acceder a la diversidad de su ejercicio pictórico y al mismo tiempo a la congruencia y uniformidad de su estilo. La primera exposición fue un recorrido por su proceso constructivo y deconstructivo; y la segunda, una muestra de su talento para el retrato, particularmente el femenino.

Como maestro, Alonso Gutiérrez ocupó desde los años 60 una cátedra de dibujo al natural en la Escuela de Artes Plásticas de Bellas Artes, donde creó el taller experimental de Artes Plásticas, el de dibujo de desnudo al natural y los de fotografía y serigrafía. Ha sido, además, profesor en las universidades Autónoma de Yucatán, Universidad Patria y Universidad Marista donde impartió cursos, talleres y diplomados en disciplinas y técnicas variadas: diseño básico, óleo, dibujo, historia del arte y filosofía de las corrientes pictóricas. Y como funcionario, fue coordinador fundador de la sección de artes plásticas del Centro Estatal de Bellas Artes en 1985. Más adelante, en 1989, ocupó la dirección del Centro Cultural y Recreativo “La Ibérica” perteneciente al entonces Instituto de Cultura de Yucatán (hoy Sedeculta).

Como retratista por encargo de personajes de la sociedad yucateca, Alonso ha sabido realizar una obra que combina los gustos del cliente con un producto artístico de consumo social que refuerza el estatus, con cierta emotividad y nostalgia, lo que ha constituido una de las grandes herencias para Yucatán tanto para salones privados como para espacios abiertos al público.

En 1984 encabeza la Asociación de Artistas Visuales de Yucatán, de la cual fue el primer presidente. Asimismo, tuvo a su cargo abrir la primera galería oficial de su tiempo, en Mérida, en el callejón del Congreso, todavía en funciones. Abrió además un espacio particular de exposición con Sandra Nikolai, su discípula, que funcionó alrededor de diez años. También fundó con otros artistas visuales la “Bodega de arte” a mediados de los noventa en la Plaza Buenavista.

De 2001 a 2002 fue colaborador de la página literaria “En Plural” promovida por el poeta Roger Cicero Mac-Kinney, para la cual escribía comentarios sobre las exposiciones del momento y elaboraba una viñeta semanal con retratos de escritores y poetas. Y entre 2006 y 2007 formó parte del colectivo que promovió la exposición “Panorama de la plástica yucatanense”. Merecedor de la beca Ad Honorem del Instituto de Cultura Hispánica, de la Medalla Yucatán y el Primer Premio de Adquisición de la V Bienal de Artes Visuales de Yucatán, Alonso fue cofundador de la Galería Posada Toledo en 2011 y en 2012 organizó y curó la exposición “Crónica de la Gráfica en Yucatán”, sobre la que se imprimió un catálogo conmemorativo.

Después de más de medio siglo de trayectoria, Alonso Gutiérrez puede mirarse a sí mismo como un artista visual completo, con una vida colmada de experiencias y satisfacciones. Hoy, rodeado de sus pinceles, sus libros y sus proyectos personales, saluda cada día con una disciplina que le ha acompañado siempre, a la par que la capacidad de asombro y el entusiasmo que afianzan la juventud en su espíritu.

MIGUEL ÁNGEL MEZA.

* Texto elaborado con información de la semblanza biográfica escrita por María Teresa Mézquita Méndez, “Alonso Gutiérrez: el artista y sus lenguajes”, para el libro Alonso Gutiérrez. Memoria sobre lienzo (2016).

JARDINES DE REJOYADA-ALONSO GUTIERREZ